Coleccion Escolar  
 
inicio
colección
Geografía e Historia
Cálculo y Geometría
Urbanidad y educación
Ciencias naturales
Religión y Patria
Cartillas y Silabarios
Lengua y Gramática
El aula escolar
El material didáctico
El juego y el juguete
Servicios
Contacto
image image image image
image image image

LA EDUCACIÓN DE LAS NIÑAS

imageEl colectivo femenino tardó en incorporarse a la escolarización y a la alfabetización sistemática. Solamente podemos hablar de dicha instrucción, y aún con reservas, a mediados del s. XX. Hasta ese momento sólo unas pocas privilegiadas accedían a una educación, por otra parte limitada a aprender a leer y a escribir, un poco de cálculo y gran profusión de aprendizajes propios del ámbito domestico: bordado, buenas maneras, catecismo.

La regulación del educativo que supuso la Ley Moyano de 1.857 dio lugar a una proliferación de textos para la educación de las niñas debido a que en dicha ley ya se habla de la obligatoriedad de crear escuelas de niñas. No obstante en esa misma ley se incluye como materias “Labores propias del sexo” o “Naciones de familia, diálogos instructivos sobre la religión, la moral y las maravillas de la Naturaleza”, “Guía del alma de casa, principios de economía doméstica con ampliación a la moral” hablan por sí solos del ideal de mujer representados en ellos. En ese ambiente no puede menos de causar extrañeza la aparición de los principios que propugna la Institución Libre de Enseñanza sobre coeducación. Era un soplo de modernidad en medio del más absoluto de los inmovilismos. Y no menor extrañeza produjeron las ideas de Concepción Arenal que aboga por un concepto de mujer más dinámico y progresista.

imageimageSi esos libros de labores o de economía doméstica reforzaban el papel de esposa y madre, del mismo modo lo hacían los libros de lectura para niñas desde “Flora”, “La buena Juanita”, “El ángel del hogar” o “La perla del hogar” que reforzaban los estereotipos femeninos: sumisión, piedad, bondad, sensibilidad…

A principios del s. XX se vislumbran en algunos de estos libros unos mensajes algo diferentes, así en Diana ya se intuye una mujer que puede trabajar fuera del hogar. La Segunda República trata de romper con ese ideal de mujer, retomando las ideas de la Institución Libre de Enseñanza, su gravedad hizo que sus objetivos: coeducación, incorporación de la mujer al trabajo, se quedasen en buenos pronósticos. Tras la Guerra Civil se reproducen los ideales tradicionales, pero la incorporación de la mujer a los estudios superiores, al mundo laboral el desarrollo económico y la progresiva introducción de ideas sociales más avanzadas, irán suavizando estos estereotipos.

No obstante, no será sino a partir de la Ley de Educación de 1970 cuando se generaliza en España la coeducación como condición básica para una mayor integración de la mujer en todo el Sistema Educativo. El resto de la trayectoria es la historia reciente de la lucha de la mujer por su lugar, que dependerá siempre de la educación recibida.

LA RELIGIÓN

image image image image
image image image image

image

El aprendizaje de la religión católica ha sido obligatorio en España durante la mayor parte del s.XX ,salvo periodos puntuales en los que se ha querido separar claramente Iglesia y Estado.

El libro por excelencia para su enseñanza era, sin lugar a dudas, el catecismo. El él los alumnos aprendían la doctrina cristiana. La metodología elegida era de tipo cuestionario. Tras una pregunta directa venía la respuesta adecuada que el alumno debía aprender en su integridad. Abundan en ellos las ilustraciones. Podemos destacar como más utilizados los de Ripalda y los de Asteste, con bastantes ediciones ambos.

image

Para el aprendizaje de contenidos morales y buenas costumbres se utilizan los libros de Lecturas Ejemplares, Vidas de Santos , etc. que exaltaban las virtudes cristianas. También se premiaba en la escuela aquellos comportamientos que, aunque se realizasen fuera de ella, implicaban llevar a la práctica lo aprendido en ésta materia religiosa.

La Historia Sagrada era el aprendizaje más motivador para el alumno. Sus relatos estimulaban su fantasía y el maestro los aprovechaba para extraer una enseñanza dirigida al alumno. La escuela, además, se hacía eco de las conmemoraciones religiosas, ejemplo de ello son las flores de Mayo, la Virgen del Pilar, las Comuniones…

imageLa enseñanza de la religión desde la Ley de Educación de 1970 ha evolucionado al igual que las demás áreas. Participa de las mismas metodologías y utiliza los mismos recursos. La enseñanza se impregna más de lo social, el alumno es más protagonista de su aprendizaje y analiza los acontecimientos de la época que le ha tocado vivir desde la visión de la religión que practica. La enseñanza de la religión con el advenimiento de la democracia, además de ser opcional, habla más valores y trabaja la diversidad.