Coleccion Escolar  
 
inicio
colección
Geografía e Historia
Cálculo y Geometría
Urbanidad y educación
Ciencias naturales
Religión y Patria
Cartillas y Silabarios
Lengua y Gramática
El aula escolar
El material didáctico
El juego y el juguete
Servicios
Contacto
image

LA COLECCIÓN

Como joyas de la colección, con criterios subjetivos, destacaríamos: “El libro instruido” ,con tapas de cuero, de 1807, el primer mapa de ferrocarriles español de uso escolar, un aula con pupitres completa de finales s.XIX, una gran colección de mapas o los teatros de juguete… También nos sorprende la evolución del libro escolar, frente a los de tamaño pequeño del s.XIX con bellas cubiertas artesanales, pero un interior más prosaico y condensado, los actuales que deben ser muy específicos, de gran tamaño y con un interior tan sugestivo como la portada o más.

La colección ha recorrido varios lugares de España y a través de ella hemos realizado colaboraciones en cine y teatro, destacando los siguientes:

  • Cine: " La mala educación" de P. Almodóvar, sirviendo de atrezzo en la película.
  • Teatro: " El florido pensil", en el Teatro La Latina de Madrid, exposición con materiales didácticos que acompañan a la obra de teatro.
  • Cortometraje: "Como un niño con zapatos nuevos", corto sobre los fotógrafos ambulantes.
  • “Álbum escolar”, exposición y libro sobre la educación de varias generaciones de un pueblo de la provincia de Jaén.
  • “Homenaje al Docente”, exposición en el Museo Provincial de Jaén, cuyo tema central era el Maestro Nacional.
  • “1ª Semana Educación Úbeda”, exposición de carácter pedagógico en el Hospital de Santiago.
  • “Cien años de Escuela Madrid”, en el Museo de la Ciudad de Madrid, adentrándonos en la Escuela del s. XX en la ciudad.
  • Libros, todos con temática relacionada con la infancia y la edad escolar. “Álbum escolar”, “Y por San Marcos un retrato” y “El juego popular en la escuela.”
image image image image

“La exposición recoge un completo y variado material referido a escuela desde principios de siglo hasta los años 70: libros de texto, enciclopedias, lecturas, libretas, caligrafías…los pupitres, tinteros, plumas, carteras, mapas, insignias, etc de la vieja escuela. Junto a ellos los juguetes, bolas, estampas, vehículos de todo tipo y tamaños, y muchos más que recogen toda la tradición de los juegos populares, muchos de ellos olvidados completamente. Llama la atención por su perfección y curiosidad, un pequeño teatrito de juguete, completísimo en detalles, que debió de hacer las delicias de muchos niños en casas de familias pudientes.” (Artículo en "Diario Jaén" 30 Agosto de 1998).

“Los escolares que van a la exposición se sorprenden de ver lo que hacían de pequeños sus padres o sus abuelos, pero los que sufren una auténtica convulsión son los adultos que estudiaron con esos materiales y ahora vuelven a verlos después de décadas. “Se trata de remover los recuerdos” apunta Jódar. Y los recuerdos de la infancia están íntimamente relacionados con el mundo escolar. “Uno no recuerda cómo era su primo cuando tenía seis años, pero sí se quedan retenidas en la mente las horas que uno pasaba en el pupitre delante de un libro o escuchando a un profesor” añade Juan Jurado edil de Educación de Úbeda, cuando vio la muestra se sintió retratado: “Realmente impresiona, retrocedes en el tiempo”. (Artículo en "El País 27" de mayo de 2002)

“¡Qué mal escribía yo con esas plumas!”. “Qué tiempos, yo llegué a escribir con un pizarrín y borrar era una odisea, lo hacíamos con salivajos porque de otra forma era imposible”.” Ese brasero lo hacíamos con latas de tomate”.” Yo tenía un juego de herramientas como ese, y no sé que ha sido de él”. “Mira, ese es el juego de los cartones, se recortaban de las cajas de cerillas esas estampas, se colocaban en la pared y se tiraban lanzando una pequeña piedra”. (Artículo en "Diario Jaén" 25 noviembre 1998)

“Hoy los objetos se pliegan para enseñar, como lo hicieron los maestros de entonces. Y al final del recorrido los visitantes se marchan con la sensación de haber aprendido algo más. Pepe apoyado en un bastón, con el rostro surcado por el tiempo, hace gala de la sabiduría que sólo da una larga vida: “Echar la vista atrás nos permite recordar nuestros errores y de esa manera mirar con optimismo el futuro.” (Artículo en "El País" julio de 2002)

“Los deberes escolares, tejidos con letra aprendida en las caligrafías aquellas que marcaban la numeración del 0 al 10, en función de la destreza que marcara el individuo a la hora de manejar las letras góticas. O los sacapuntas que parecían imitar en su forma a aquellos primeros proyectores del cinematógrafo. O los plumieres de madera, con estampas de niños angelicales. O los libros donde aprendí a canturrear los puntos cardinales. Esto y mucho más forma parte de la exposición.” (Artículo en "Ideal de Granada" 27 de Noviembre de 1998)